Archivo de la etiqueta: Tangancícuaro

No hay tiempo para seguir equivocándose

J.Luis Seefoó Luján*

tierra.jpg
Día de la Tierra

Como ocurre con la madre,  el árbol, el agua o cualquier otro ser o elemento importante, vital para los humanos, durante 364 días se le trata mal o con suficiente indiferencia y cada año, en “su día”, durante algunas horas se le recitan poemas para luego volver a los maltratos habituales.

De igual modo, en circunstancias coyunturales, autoridades y ciudadanos de “a pie”, ONGs con intereses medio ambientales, coincidimos imaginando que es deseable –y posible- establecer  y respetar indicadores para  manejar los ecosistemas sin rebasar su capacidad de carga. Es el caso de Camécuaro en la primera quincena de marzo.

De eso hablábamos en las primeras semanas de marzo y parecía de de veras escuchar que  Rafael Melgoza Mercado, acalde de Tangancícuaro, propusiera invitar a la población regional a no saturar el parque en Semana Santa. A los pocos días promovía por todos los medios (sobre) llenar de turistas el lago. O sea: captar el mayor ingreso monetario posible.

Por motivos comprensibles, Camécuaro estuvo en la agenda pública y fue viable platicar con las autoridades de Tangancícuaro sobre la forma en que se ha manejado el Lago desde su decreto formal como Parque Nacional en tiempos de Cárdenas.

Como parte de ese intento de diálogo asumimos el compromiso de registrar, acopiar y difundir  los materiales “a la mano” para contribuir a la elaboración de un plan de manejo que incluyera, incorporación de espacio para generar las zonas núcleo,  de amortiguamiento; propuestas de plantas de tratamiento de aguas residuales; definir y aplicar parámetros de capacidad de carga tanto para el lago, el cerro de La Cruz como el andador aguas abajo, etc.

Bajo esa orientación celebramos dos  reuniones los días miércoles, excepto en esta fase vacacional- para la lectura de documentos contando –a veces- con la exposición de los propios autores.

Entre otros, Jaime Nava Velázquez, CIIDIR-IPN (marzo 27) expuso acerca de los distintos tipos de áreas naturales protegidas y  los parámetros que deben incorporar un plan de manejo; Marisol López Madrigal (abril 3) explicó su propuesta para modificar sustancialmente las prácticas del turismo  y de la administración a fin de reducir casi a cero el consumo de agua en los sanitarios así como rehabilitar y preservar la flora endémica; y, Octavio H. Meza Ortiz & Martín Foley de la casa de la Cultura Feliciano Béjar de Jiquilpan, comentaron los principales hallazgos que registrara Octavio en la investigación  sobre Camécuaro realizada en 2010-2011 para elaborar su tesis de maestría.

El azolve, la contaminación bioquímica, el desequilibrio en la fauna local, la deficiente administración observados en 2010-2011, se mantienen y hoy empeoran. Uno de los aspectos altamente positivos es la producción de sabinos y una importante reforestación con esos materiales locales.

Interesantes alternativas para el tratamiento de las aguas servidas han sido abordadas en estas reuniones:

a) Una primera y que resolvería de “tajo” la contaminación del agua es construir y usar letrinas secas ; medida extrema que alteraría las rutinas de un turista que aspira a la mayor comodidad posible (como defecar en el lago o detrás de un ahuehuete); este esquema requiere de un amplio proceso de orientación.

b) Tratamiento a base ionización magnética, que según Magna Power, empresa oferente, constituye una alternativa en el mejoramiento de la calidad del agua para múltiples aplicaciones; su costo de $2,832,669, la hace menos atractiva.

c) Biomasa y biogás es un proyecto que  integra de soluciones al manejo de residuos sólidos (basura) y al tratamiento de aguas residuales. Es una propuesta que atiende a fondo el problema empezando por la separación de los residuos sólidos (basura). La Asociación Mexicana de Biomasa y Biogás (AMBB) ofrece asesoría para instalar plantas (de diversos tamaños, según calidad y cantidad de aguas y residuos. Localmente, la asociación Ciclo de Vida es el contacto para familiarizarse con esta tecnología.

Con la divisa de investigar, enseñar y difundir, realizamos más de ocho reuniones (cuarenta horas, por lo menos), hicimos tres recorridos por el parque y enviamos todos los materiales acopiados a las autoridades de Tangancícuaro que se ausentaron a partir  del 27 de marzo. Otra referencia significativa es la siguiente: desde fines de febrero  solicitamos copia del proyecto de nuevo drenaje  y copia de la minuta que asienta el acuerdo respectivo del cabildo para realizar dicha obra; días después, en  forma verbal (en una de las reuniones semanales) pedimos copia del reglamento actual y de las propuestas que trabajan para elaborar el plan de manejo.

No hace falta decir que a dos meses de formulada la  petición no tenemos respuesta.

¿Cambiará el proceder de las autoridades de Tangancícuaro?

Depende de la presión social que perciban o imaginen, no los harán variar nuestras razones. Eso es lo de menos. Hay cientos de cuartillas técnicamente bien sustentadas acerca de la condición del parque; el primer y más completo estudio fue elaborado por Carlos Escalera en 1998, hace veinte años. Tal investigación fue co-financiada por el gobierno de Tangancícuaro. Si no actúa no es por ignorancia.

Seguro que hoy, en el Día de la Madre Tierra, el lago estará en el centro del homenaje, y el resto del año se le mal tratará como ocurre con aquellos seres y cosas valiosas para la vida.

*Doctor en Ciencias Sociales por la UdeG, colaborador de Zamora Despierta. El contenido de este artículo es responsabilidad de su autor/a.

Anuncios

El dinero no se bebe ¡Defendamos Camécuaro!

J. Luis Seefoó Luján*

Resultado de imagen de camécuaro
Camécuaro en peligro

La colocación de tubos, de la calidad y diámetro que sea, siempre ha motivado sospecha en los vecinos, más si la autoridad actúa con cierto sigilo y sin mucho entusiasmo por informar. El “pensar mal” se acentúa cuando se olfatea algún negocio poco transparente. Ahora, tratándose de agua, del líquido vital que emana de los ricos manantiales de la cuenca media y alta del Duero, las sospechas se multiplican por los antecedentes de entubamiento.

Esta entrega versa sobre hechos pasados que abonan a la suspicacia pública en torno al nuevo tubo que coloca el Patronato del Parque Nacional Camécuaro, cuyo administrador, el señor Jesús Melgoza Mercado es hermano de Rafael Melgoza Mercado, alcalde de Tangancícuaro. La explicación del Presidente parece clara: se trata de instalar un ducto de 25 centímetros de diámetro por 980 metros de longitud para substituir al deteriorado drenaje que recoge las aguas servidas (negras) procedentes de los sanitarios y negocios instalados en la ribera derecha del lago. El nuevo ducto llevará la orina y heces fecales 280 metros más lejos descargando en el río que fluye desde Camécuaro en su salida para unirse a las corrientes de Tlazazalca y de Carapan en las Adjuntas donde forman el río Duero.

La solución parcial a la contaminación fecal del lago consiste en “defecar más lejos en la misma agua” y quedan en el “aire” varios puntos importantes:

a). ¿Qué entienden, el patronato (o sea Jesús) y el alcalde ( o sea, Rafael, su hermano) por parque nacional, área natural protegida? ¿De dónde y para dónde? ¿Nomás el espejo de agua donde hacen su negocio los pequeños restaurantes y del que se sirve el hotel Casa del Lago? El río que se forma, el bosque de galería, aguas abajo, ¿Son parte del parque nacional? ¿Se les puede tratar de cualquier modo y nada le sucederá a ese ecosistema?

b). ¿Qué resguarda el decreto de parque nacional y cómo se expresa esto en el plan de manejo? ¿Hasta dónde pueden seguirse asperjando plaguicidas en su ribera sin que nada pase? ¿Cómo encaja y que tipo de planta de tratamiento se ha proyectado construir antes de defecar en el río?

c). ¿Cómo y cuándo fue abordada esta obra por el cabildo de Tangancícuaro? En público y en privado hemos solicitado información al respecto al C. Presidente, Rafael Melgoza Mercado, Presidente Municipal de Tangancícuaro, entre tanto presentamos algunos hechos pasados para justificar la desconfianza.

Diferencias históricas entre Zamora y Jacona

1894: Los disgustos por el preciado líquido datan desde 1894 en que se dotó de agua a Zamora desde “El Bosque, localizado en Jacona, por un acueducto de 10 a 15 pulgadas. Tal dotación se basaba en que el “ojo de agua” se ubicaba en los terrenos de un particular, el prefecto Méndez Plancarte. Tiempo después, en 1923, al federalizarse las aguas del río Celio y los cuerpos que lo alimentan (El Bosque y La Presa Verduzco), Zamora confirmó la concesión e inició el pago de impuestos y/o aprovechamientos y/o derechos al gobierno federal por ese concepto.

1991: “El manifiesto al pueblo de Jacona” en el que el Lic. Sergio Antonio García Martínez alcalde, procedente del Partido Revolucionario Institucional, reclamaba en julio de 1991 el derecho a seguir disponiendo de una toma de doce pulgadas ante el supuesto intento zamorano de “captar toda el agua” por medio de la rehabilitación del acueducto y la construcción de dos tanques de almacenamiento. En Zamora gobernaba el CP Ignacio Peña García (PAN).

1994: Surge otra dificultad cuando Jacona, representada por el alcalde Angelberto Pérez Berber (FUI- Frente Cardenista de Reconstrucción Nacional, FCRN), en marzo de 1994, aplicaba un proyecto hidráulico para sustituir dos tubos (4 y 8 pulgadas) por uno de 12 pulgadas. Zamora, gobernada por Guillermo Gómez, del PRI, se opuso argumentando que el gasto (aforo, litros por segundo) de un ducto de doce pulgadas es mayor que los volúmenes sumados de un tubo de cuatro más otro de ocho.

1998: Las coincidencias partidarias en los cabildos de ambas ciudades en mayo de 1998 parecían excelentes condiciones para rehabilitar el acueducto con el apoyo federal por casi cinco millones de pesos. Pese a que en ambas ciudades (conurbadas) los gobernantes procedían del blanquiazul, el plan se desvaneció por la presión priísta de someter el punto a un plebiscito jaconense. En la Villa de las Flores comandaba el Ing. Martín Espinosa Vidales, mientras que en la Sultana del Duero, el CP Julio Castellanos Ramírez.

La sed zamorana extiende sus ductos

2010: 29 de octubre, el gobierno municipal encabezado por el licenciado Alfonso Martínez Vázquez (PAN) y el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado (SAPAZ) presentaron el proyecto denominado “Sistema de Abastecimiento Zamora-Michoacán. Acueducto Cupátziro – Zamora 24.0” ante el cabildo de Tangancícuaro aunque llevaba meses cavando e instalando tubería desde Zamora hasta el punto seleccionado por el mismo SAPAZ para construir un cárcamo de bombeo y un acueducto para conducir agua desde el mencionado manantial Cupátziro (586 lps, aforo estimado por Silva García et al, 2016) ubicado en Tangancícuaro a 19 km de Zamora hasta ésta urbe.

Ubicar una toma en el actual vertedero de demasías en “El Piloncillo”, dentro del área del manantial Cupátziro y colocar la línea de conducción por las calles José María Morelos, Francisco I. Madero, Melchor Ocampo, Amado Nervo y avenida General Carlos Salazar, con diámetro de 24’’ (60.96 centímetros) y una longitud de mil 263 metros en zona urbana que continuaría por la zona federal en forma paralela a la carretera Zamora-Tangancícuaro no fue bien vista por las autoridades de esa municipalidad ni por sus representados. En consecuencia, el 9 de noviembre de 2010, el cabildo tomó el acuerdo no. 550 que desautorizaba la ejecución del proyecto.

2011: La segunda propuesta presentada por Zamora el 21 febrero consistía en la construcción de una toma y un cárcamo, aguas abajo del manantial de Camécuaro (un área natural protegida) , y el tendido de una línea de conducción de policloruro de vinilo (PVC) de 24” (60.96 cm) de diámetro por 16 km desde ese sitio hasta Zamora.

El proyecto corrió la misma suerte pues la presión social influyó para que la sesión extraordinaria del cabildo acordara: “se pacta negar la solicitud del licenciado Alfonso Martínez Vázquez, presidente municipal de Zamora, el cual pide la construcción de la obra denominada toma de agua del manantial Camécuaro” (Cabildo, acuerdo 594).

Vale anotar que la ríspida relación Zamora – Tangancícuaro por la pretendida conducción de agua desde el manantial Cupatziro (586 lps), localizado en el corazón de esa ciudad y/o el intento, también fallido de llevar agua de Camécuaro (1751 lps), un área natural protegida (parque nacional), hasta la parte noreste de Zamora, se obscurecía más por un detalle que no pasaba desapercibido: el llamado acueducto norte abastecería primero los fraccionamientos Monte Olivo, Hacienda del Valle, Hacienda de los Angeles y Acanto relacionados con firma Meda Casa, empresa cercana a la familia Sahagún – Fox. Esa cercanía familiar con el ex presidente de México, Vicente Fox Quezada, levantaba sospechas.

En el imaginario social no pasaba desapercibido que el cabildo local había exonerado a Meda Casa de pagos por permisos municipales (más de veinte millones de pesos). No es un simple detalle que Kena Méndez Dávalos, hermana del empresario inmobiliario, era regidora del cabildo zamorano y en 2014 era diputada local por el PAN.

Otro punto no menos inquietante a resaltar era la dimensión del ducto: más de medio metro de gordo: 60.96 cm de diámetro.

No hay descripción de la foto disponible.
Camécuaro significa: “Lugar de baño”

2014: A fines de enero de 2014, asomó la disputa por el proyecto zamorano para abastecer los tanques de La Beatilla. Entre el 14 y el 21 de febrero, el ayuntamiento de Jacona clausuró uno de los seis pozos profundos que el sistema operativo zamorano perforaba en zona disputada por ambas municipalidades. La divergencia se alimentaba por las suspicacias partidarias teñidas de azul, en Zamora gobernaba Rosa Hilda Rodríguez y en Jacona, Martín Arredondo Mercado.

Conflictos intra zamoranos

2014: El jueves 7 de noviembre de 2013, el señor Ramón Hernández (qpd), jefe de tenencia de Ario comunicó su desacuerdo con el plan de “llevar agua desde Riberas del Duero hasta Zamora porque muchas colonias de Ario carecen de agua”.

Desde el 12 de noviembre de 2013 había claras expresiones de inconformidad en Ario por la colocación de tubería para trasvasar 33 lps de líquido desde dos pozos de Riberas de Duero hacia el noroeste de Zamora (colonias Altamira, Puerta, Grande y Netzahualcoyotl). El conflicto se destrabó cuando Atahualpa Ventura Orozco (Director de SAPAZ, pre candidato del PAN) declaró en la plaza pública de Ario que “primero se abastecería a Ario”.

Un acto irreverente de la población de Ario fue quitar parte de la tubería que el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado (SAPAZ) había instalado en el fraccionamiento Riberas del Duero.

Para documentar la desconfianza hacia los políticos habrá que recordar que Riberas del Duero es un asentamiento que proyectó 4500 casas en un predio de 90 has y que la cabeza visible de ese negocio urbano es David Alfaro Garcés, ex regidor y pre candidato por el PRI a la presidencia municipal de Zamora para el periodo 2008-2011.

¿Entubar, privatizar?

2017: En octubre 7 inicia un controvertido proyecto auspiciado por el diputado federal Marko Cortés (PAN) y el alcalde Rubén Cabrera Ramírez (PAN proveniente de una metamorfosis de Movimiento Ciudadano). La idea de entubar parte del caudal del Celio, desde la Presa Verduzco beneficiaba, en lo inmediato a agricultores y negociantes inmobiliarios pero se anunciaba como la “construcción de red de agua potable de 1.290 km del Rio Celio a su paso por este municipio”.

Los 20 millones signados en convenio por Rubén Cabrera Ramírez, alcalde; Carlos Maldonado Mendoza, secretario de finanzas; y Victor Lichtinger Waisman, coordinador general de gabinete de Silvano, el 27 de octubre de 2016, habían sido autorizados para instalar una red de agua potable abastecida desde el Celio y, a la vez, para uso privado tal como se titula el proyecto: “para beneficio de la Asociación de Usuarios de las presas Urepetiro y Verduzco, Asociación Civil”.

Tal gestión, tenía antecedentes poco transparentes, Conagua, había suscrito un convenio (RM-E-Mich.-061 MOD1; CON-001-14, Informe final) fechado en mayo de 2015.

Por fortuna, el plan para entubar el río Celio no prosperó por una combinación de factores: presión social, dictamen negativo de las autoridades ambientales, revocación hecha por el propio cabildo de Jacona y, tal vez, por convencimiento de los líderes de la comunidad agraria de Jacona de la inviabilidad del proyecto.

2018: Entubamiento completo del manantial Santo Entierro con un ducto de 1,347.55 metros de longitud y un gasto de 40 litros por segundo para beneficiar en “forma directa a 1400 habitantes y de modo indirecto a 26,496” con 100 litros por día para cada habitante de Jacona. La obra se llevó a cabo con oposición de los habitantes de la calle Allende y una suerte de indiferencia –o aceptación de muchos otros barrios.

Una condición interesante es que el Director del Sistema de Agua Potable, Ing. Ulises Martín Urbina Granados, es cuñado del ex alcalde Cabrera.

Defecar más lejos

2019: Febrero, colocación de ducto 25 cm X 980 metros, nuevo drenaje (margen derecho) en el lago de Camécuaro. De pronóstico reservado.

La apuesta es que el cabildo transparente la obra y que, efectivamente, se trabaje bajo una noción integral de parque nacional y no sólo de negocios privados de hoteles, restaurantes y agricultura intensiva.

Obvio, sin la comprensión y apoyo de los usuarios, la causa medio ambiental de Camécuaro, estará perdida de antemano.

 

*Doctor en Ciencias Sociales por la UdeG. El contenido de este artículo es responsabilidad de su autor/a.

CURSO DE GESTIÓN MEDIOAMBIENTAL ¡PARTICIPA! ¡PASA LA VOZ!

Sistema-de-Gestión-Ambiental.jpg

Ante la escasez de información transparente en lo relacionado con el impacto medioambiental de diversos proyectos que proliferan cada vez más en nuestro entorno, se impartirá el curso “Gestión social para la protección del medio ambiente y el territorio” con la finalidad de interiorizar en estas cuestiones y capacitar sobre estos temas a integrantes de organizaciones sociales, núcleos agrarios y comunidades indígenas, investigadores y académicos, a la ciudadanía en general.

El curso tendrá lugar en el salón del Manantial Cupatziro, en Tangancícuaro, Michoacán, los días 9 y 10 de junio del año en curso, y tendrá una duración de 15 horas. (Ver programa)

Con este curso se pretende en el conocimiento de nuestros derechos y responsabilidades con relación a la protección del ambiente, la conservación de los recursos naturales, la defensa del territorio y las atribuciones y responsabilidades de las autoridades ambientales, conforme a lo dispuesto en el marco jurídico vigente.

Se pretende incidir paulatinamente en la toma de conciencia de nuestra responsabilidad ciudadana con el entorno mediambiental, así como nuestra participación en la toma de decisiones, pues tanto en lo global como en lo local, las organizaciones y los movimientos de la sociedad civil desempeñan un papel cada vez más importante en el diseño, la aplicación y la evaluación de las políticas públicas.

El curso se realizará mediante mediante el análisis de algunos asuntos locales o regionales relacionados con el tema, así como para definir estrategias o mecanismos para la gestión o atención de los mismos.

Los módulos a tratar son los siguientes: – El Marco Jurídico de la Protección al Ambiente. – El Marco Jurídico del Manejo Sustentable de los Recursos Naturales y del Territorio. – El Patrimonio Natural de las Comunidades Indígenas. Derechos y Vías de Gestión. – La Organización y la Participación Social. – La Gestión Social para la Protección del Ambiente y el Territorio.

ACCIONES DIFERENTES DESDE UN GOBIERNO DIFERENTE

Entrevista con las gestoras del programa “Cero Basura” en Cherán

La lucha por la defensa del territorio y sus recursos mediante la autogestión en el municipio de Cherán no ha dejado a nadie indiferente. En 2016, Cherán fue noticia nuevamente con la implementación del programa Cero Basura, con el que se pretende reducir la producción de desechos e instaurar la cultura del reciclaje, convirtiéndose de esta manera en el primer municipio en nuestro país libre de basura y que cuenta actualmente con una implicación del 95 por ciento de la población de Cherán.

        Zamora Despierta entrevistó a las gestoras del proyecto, la especialista en Ecotecnias Norma Beatriz Magaña Torres, y la psicóloga Natalia Saldaña Cruz, oriundas de Tangancícuaro, Michoacán y fundadoras de la empresa de reciclaje Ciclo de Vida S.A. de C.V., que se encarga de 15978198_1293611804093369_159108654_npromover el aprovechamiento y manejo adecuado de residuos desde hace diez años.
“Hemos asesorado a municipios en Michoacán y Jalisco, para establecer un sistema diseñado por nosotras para el manejo de residuos sólidos urbanos. La iniciativa en Cherán surge por una invitación de un miembro del Concejo Mayor, quien manifestó su interés para implementar acciones diferentes que vayan de la mano con su gobierno diferente”, nos comentan.

     Estas especialistas participan además en proyectos de construcción de casas ecológicas y la creación de huertos orgánicos y de traspatio.

     Entrevistadas vía internet acerca de la implementación del Programa Cero Basura en el municipio de Cherán, explicaron que consiste básicamente en crear un sistema municipal de manejo de residuos que consta de dos fases.

15995462_1293611897426693_980931881_n
6 separaciones de residuos

     En una primera fase del programa, se pretende lograr la participación de cada familia del municipio para manejar separadamente sus residuos en 6 separaciones: papel y carton, vidrio, metales, plásticos, orgánicos y sanitarios, como se muestra en la fotografía.

    “El municipio ya contaba con 3 camiones para la recolección de basura, mismos que fueron adaptados para la recolección separada. La unidad 1 recoge orgánicos, la unidad 2 reciclables (papel y cartón, vidrio, metales, plásticos) y la unidad 3 sanitarios y no reciclables”, nos explican.

15970062_1293611910760025_215611521_n
Camión recolector de orgánicos

La segunda etapa del programa es la creación de un centro de aprovechamiento de residuos en el cual se realiza una separación más especializada de cada residuo antes de ser comercializados.

Las especialistas comentaron que para la reutilización de los desechos orgánicos cuentan con un biodigestor, una tecnología basada en un cilindro donde son depositados los residuos orgánicos y ahí se genera un proceso de descomposición a raíz del cual se separa el bio-gas, de los sólidos y líquidos, obteniendo energía renovable y limpia, además de agua para riego y fertilizantes sólidos.

     En lo que a la financiación del proyecto se refiere, estas emprendedoras nos explican que actualmente es la administración municipal la que destina recursos al programa y busca gestionar recursos para equipar el centro de aprovechamiento de residuos con maquinaria para transformar los residuos en materias primas para la industria de reciclaje, aunque se pretende que el proyecto sea autogestionable, de manera que la creación del centro de aprovechamiento de residuos permita comercializarlos y obtener recursos por su venta, al mismo tiempo que genera empleos y salva recursos que antes eran llevados al tiradero municipal.

     Cuestionadas sobre la formación e información que precedió a la implementación del programa Cero Basura, las especialistas Nadia Saldaña y Norma Magaña resaltaron que la información ha sido fundamental, desde el inicio cada familia recibió en su domicilio un folleto detallando el manejo de residuos al interior de los hogares. También se han impartido charlas a las asambleas de barrios sobre el nuevo sistema de manejo separado de residuos y los beneficios que trae ambiental y económicamente este sistema.

      Pero la gestión de residuos no se limita al aprendizaje, sino también implica un proceso de desaprendizaje. En este sentido, el gobierno autónomo de Cherán es resultado de su lucha por cuidar sus recursos naturales y el Concejo Mayor, preocupado por los problemas que ocasiona la basura que contamina sus cañadas y pozos de agua, buscó una alternativa para transformar ese problema, de manera que la población acogió con interés el programa Cero Basura. Su participación consiste en no hacer basura adoptando el hábito para colocar cada residuo en un contenedor específico sin revolverlos, como nos explican las especialistas.

“El Concejo Mayor, preocupado por los problemas que ocasiona la basura que contamina sus cañadas y pozos de agua, buscó una alternativa para transformar ese problema, de manera que la población acogió con interés el programa Cero Basura.”

     En este sentido, las gestoras del proyecto Cero Basura, nos comentan que actualmente no hay ningún organismo, ni instancia pública o privada que se haya sumado al proyecto.
15970655_1293611847426698_573341085_n

    Al ser cuestionadas sobre la ausencia de programas de este tipo en otros municipios como Tangancícuaro, en donde residen, ambas especialistas lo atribuyeron a la falta de disposición de las autoridades municipales “que no han comprendido que el problema de la basura no es un problema puramente ambiental, es un problema de salud pública y económico, miles de pesos se gastan en llevarla a tiraderos a cielo abierto o enterrarla. Así se pierden recursos naturales y económicos. Nuestra propuesta es transformar el problema de la basura en un polo de desarrollo que genere empleos, ingresos y beneficios ambientales”.

    En esta misma línea, Natalia Saldaña y Norma Magaña coinciden en que los ciudadanos ya tienen mucha información y están dispuestos a participar pero “vemos una gran resistencia por parte de las autoridades que insisten en decir que es el pueblo el que no coopera, lo dicen para disfrazar su incapacidad de organización y correcta aplicación de los recursos” acotaron.

“Vemos una gran resistencia por parte de las autoridades que insisten en decir que es el pueblo el que no coopera, lo dicen para disfrazar su incapacidad de organización y correcta aplicación de los recursos”

     A nivel personal, estas mujeres emprendedoras nos compartieron que su principal aprendizaje ha sido “descubrir que la organización y la acción conjunta puede transformar muchos problemas sociales y que el amor a nuestra identidad puede ser el motor para atrevernos a impulsar un cambio, que la voluntad de la autoridad de la comunidad y la participación ciudadana son los dos elementos básicos para solucionar cualquier problema”.

    Antes de concluir, Natalia Saldaña y Norma Magaña instan a los lectores de Zamora Despierta a no mezclar los residuos en su hogar, a implementar un contenedor para cada tipo de residuo para crear ese hábito desde la familia y a exigir a la autoriadad local un sistema de recolección y aprovechamiento de todos los residuos.