Archivo de la etiqueta: Cherán

NO MURIERON, SE MULTIPLICARON

  • La lucha por la defensa del territorio se ha cobrado esta vez la muerte de Guadalupe Campanur, guardiana del bosque y una de las fundadoras de la Ronda Comunitaria de Cherán.

Por Mayté Guzmán Mariscal/ZD

_4424b05b5d25e7e0842a06b37c3b1c68,co
Protesta por la muerte de Guadalupe Campanur

Ante el más reciente asesinato de la activista Guadalupe Campanur, guardiana del bosque en su comunidad, Cherán -donde suman ya diez los ambientalistas asesinados- queda claro que la violencia estructural en México trasciende el ámbito de la delincuencia organizada y se configura como una guerra por la defensa del territorio y los recursos naturales ante el embate de las multinacionales, una guerra que sigue cobrando vidas, para sembrar el miedo y paralizarnos.

Los movimientos sociales y la sociedad civil organizada son considerados por el gobierno mexicano como una de las diez principales amenazas para la seguridad nacional, enunciadas en la Agenda de Riesgos 2017, un documento con carácter de confidencialidad emitido cada año por el CISEN, con lo que el Estado justifica medidas como la represión, el acoso, el espionaje, el encarcelamiento, y el asesinato.

cartel-La-Vida-o-La-Mina-313x310_full.jpg

No es casual que uno de los elementos más nocivos del recién aprobado TPP (Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica) sea el establecimiento de un sistema de resolución de conflictos inversionista-Estado que anula el poder de la nación para controlar los abusos de las empresas extranjeras. Este mecanismo faculta a los “inversionistas” para demandar al Estado mexicano en caso de oportunidades de negocio fracasadas, a consecuencia de litigios gubernamentales en defensa del medio ambiente, de los derechos humanos o de regulación de la economía. Dichas demandas no son resueltas por las autoridades nacionales o el Poder Judicial, sino por mesas de arbitraje internacionales que no rinden cuentas absolutamente a nadie.

Lo anterior nos conduce inevitablemente al marco de la controvertida Ley de Seguridad Interior, desestimada incluso por el Alto Comisionado de la ONU, Zeid Ra’ad Al Hussein, por tratarse de una ley que se contrapone al régimen internacional de Derechos Humanos para regular el uso ilegítimo, arbitrario o excesivo de la fuerza pública.

Esta ley perfila también, en el rubro de amenazas a la seguridad, todas las formas de lucha y resistencia al modelo productivo del capitalismo más arrasador y salvaje que hemos conocido; a los intentos de apropiación de los medios de producción; al desarrollo de megaproyectos en territorios autónomos y protegidos; al extractivismo y sobreexplotación de recursos naturales y su consecuente deterioro ambiental. Y una serie de luchas que se reproducen a lo largo y ancho de la geografía.

Sólo durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, la violencia sistemática contra las personas defensoras de derechos humanos, ha dejado un saldo de 106 muertes y 81 desapariciones forzadas, como documenta el informe La esperanza no se agota” de la Red TDT, lo que refleja no sólo la falta de voluntad del estado para brindar protección a estas personas, sino para que la justicia no deje impunes estas muertes.

 

defensores-ddhh.jpg
Imagen: Sinembargo

Los informes dan cuenta de los homicidios, desapariciones y agresiones atribuidas al crimen organizado, pero nadie habla de que, detrás de todo ello, los megaproyectos y las grandes multinacionales también nos están robando la vida y la paz.

Global Witness en su informe “Defender la tierra”, documentó 200 asesinatos de personas ambientalistas en todo el mundo, donde Brasil encabeza la lista con 48 muertes. En homenaje a todas las personas asesinadas en 2016 por la defensa de la tierra el informe expresa: “estas defensoras y defensores no murieron, se multiplicaron”.

Este artículo también aparece publicado en la web rebelion.org

Anuncios

¡GRACIAS POR ESTE PRIMER AÑO!

La Agencia Ciudadana de Información, Zamora Despierta surge como un proyecto participativo de alcance local, regional y nacional. Desde su creación, en julio de 2016, hemos abordado temas como los problemas en el sector salud de la región, el rezago educativo, la ineficiente gestión medioambiental en Zamora y la región, el controvertido proyecto para entubar el Río Celio, en contraste con la participación de Zamora como sede del Foro de Consulta para modificar la ley en materia ambiental. También hemos analizado informaciones relevantes, como la alerta de género en Michoacán, las acciones desde el gobierno en favor de la igualdad de género y contra la violencia hacia la mujer, los proyectos impulsados por dos especialistas michoacanas, en materia de reciclaje en Cherán, y otras regiones como Paracho y Tingüindín. También hemos informado sobre cuestiones tan relevantes como la creación del Observatorio Ciudadano de Zamora o las iniciativas en Michoacán para fomentar una economía alternativa y solidaria. Por útlimo, desde este pequeño espacio, hemos visibilizado a personas que conforman nuestra ciudadanía zamorana, personas que con su quehacer cotidiano, hacen de Zamora y la región y mejor lugar para vivir. Pensamos que este proyecto seguirá fortaleciéndose. Tu participación es necesaria para conseguirlo. ¡Gracias por este primer año!

HABLEMOS DE ECONOMÍA SOLIDARIA

Por Mayté Guzmán Mariscal/ ZD

LAS ECONOMÍAS ALTERNATIVAS

El mundo de los significados es muy complejo, más aún cuando las narrativas y los discursos que ocupan nuestra atención hoy en día, son generados desde y a favor de un sistema que ha demostrado ser corrosivo para el medio ambiente y la humanidad.

Cuando escuchamos el término economía, sus connotaciones nos remiten casi de inmediato a otros conceptos cargados de negatividad: crisis, deuda, dinero, trabajo, explotación, desempleo, pobreza, desigualdades, injusticia, discriminación, marginación…

images.jpg

Sin embargo, cuando se habla de economías alternativas, puede parecer una contradicción que genera desconfianza, pero también nos invita a pensar en la posibilidad de mecanismos, herramientas, y circuitos de intercambio distintos, que permiten la satisfacción de las necesidades, sin recurrir a la explotación del hombre por el hombre, y el consecuente deterioro de la naturaleza.

Entre las economías alternativas se incluyen la Economía Social y Solidaria, la Economía Colaborativa, la Economía del Bien Común, la Economía Circular, la Economía Popular, la Economía del Buen Vivir, cuyo común denominador es la persona como fin.

En México, en América Latina, y en toda la geografía, se cuentan cientos de experiencias, que nos hablan de que otra economía es posible. Pero ¿cuáles son las características que nos permiten identificar esas experiencias? ¿en dónde se desarrollan? ¿quiénes y cómo se benefician o se pueden beneficiar de ellas?

SIMBIOSIS ECONÓMICA-POLÍTICA-SOCIAL

principios2

Antes de hacer referencia a las experiencias existentes de economía alternativa, es importante destacar que para que estos mecanismos de satisfacción de necesidades sean transformadores, es indispensable la previa reflexión y el consecuente cambio de mentalidad en lo individual y en lo colectivo. Sin estos elementos, es posible identificar experiencias económicas convencionales, edulcoradas con algún elemento social, aunque no representen una alternativa real para la transformación del sistema.

Cada día nos estrellamos contra las terribles consecuencias del capitalismo salvaje, que ha demostrado su incapacidad para sostener y reproducir la vida, por ello nos parece complicado pensar en una economía que pone en el centro a las personas y a la vida, como lo hacen las economías alternativas, en concreto la Economía Social Solidaria, que intenta ser una simbiosis en la que inevitablemente se retroalimentan la acción social, el sistema económico y las políticas públicas.

Esta interacción entre los tres niveles implica superar la indignación o el malestar con la realidad, pues éstas han sido sólo el punto de partida en el proceso de búsqueda de alternativas, posibles, deseables y necesarias.

LA ECONOMÍA SOCIAL SOLIDARIA EN MÉXICO

Como detalla la publicación México, regiones que caminan hacia la sustentabilidad (2014), las experiencias productivas de economía alternativa en México son realizadas en su mayoría por personas pertenecientes a los pueblos indígenas y comunidades rurales, quienes han sido capaces de construir sociedades sustentables basadas en una conciencia de especie, en una ética planetaria y son capaces de trabajar solidariamente con el resto de la sociedad y la naturaleza.

La Economía Social y Solidaria engloba estas experiencias productivas, y se torna un movimiento socio-político (por lo menos en el continente americano) donde la persona pasa a ser el fin de la actividad económica orientada al pleno desarrollo de sus capacidades. Con esta perspectiva, la Economía Social Solidaria basa su funcionamiento en seis principios: la equidad, el trabajo decente, la sostenibilidad ambiental, la cooperación, la no lucratividad y el compromiso con el entorno.

documental-tumin-moneda-comunitaria

Las experiencias de Economía Social y Solidaria en México se enmarcan en sectores que van desde las finanzas éticas, la agroecología, la vivienda, la comunicación, la educación o la salud. Particularmente, en la región mesoamericana ha existido y se ha mantenido otra lógica para el intercambio como son los tianguis y mercados, considerados legado cultural de las civilizaciones prehispánicas, espacios tradicionales comerciales de construcción y vinculación social. Mención especial merecen las monedas sociales como el Túmin, nacido en Veracruz, que se ha consolidado y extendido a 16 estados, y que funciona como mecanismo para promover sistemas de intercambio, autogestión y cooperación comunitarios.

ECONOMÍA SOCIAL SOLIDARIA EN MICHOACÁN

Con el objetivo de describir su funcionamiento, difundirlo y hacerlo visible, es que algunas personas del ámbito universitario, han orientado sus investigaciones a identificar y sistematizar las experiencias de Economía Social y Solidaria existentes a lo largo y ancho de la geografía.

La investigadora y activista Josefina Cendejas Guízar es una de ellas, pues entre otras cosas ha sido impulsora del Primer Diplomado Internacional en Economía Social y Solidaria que se realizó en Michoacán, así como del Doctorado Interinstitucional en Economía Social y Solidaria, de reciente configuración, en el que participan cinco universidades del país, entre ellas la Universidad Michoacana de San Nicolas de Hidalgo.

En el ámbito empresarial, uno de los principales promotores de las alternativas económicas en el estado es el sacerdote Marcos Linares, quien ha fomentado diversas iniciativas de Economía Social y Solidaria, especialmente facilitando la creación y financiación de empresas cooperativas. Marcos Linares apuesta por estas alternativas económicas para paliar los males que aquejan a la sociedad mexicana: la inmigración, la marginación y la pobreza, la corrupción, la inseguridad social, el bajo nivel educativo, la destrucción ecológica, la descomposición del tejido social y la injusticia.

A nivel de políticas públicas se cuenta con la Declaración de Aguascalientes, que insta a todos los congresos locales del país a crear comisiones de fomento cooperativo y promoción de la economía social y solidaria como estrategia para modificar el marco jurídico que permita transformar el actual modelo económico. Cabe mencionar que Michoacán es uno de los estados que se sumó a esta propuesta, sin embargo, aún no ha creado ninguna comisión al respecto.

TRES EXPERIENCIAS REPRESENTATIVAS DE MICHOACÁN

coloquio-uam-economia-solidaria

En nuestro estado se fortalecen las comunidades que caminan hacia la sustetabilidad, pues además de producir sus alimentos, protegen sus manantiales de agua y recurren a energías renovables. En estas comunidades, las redes van sustituyendo a las instituciones de carácter vertical que han demostrado su inoperancia en estos territorios con una cosmovisión ancestral y un conocimiento profundo de sus territorios.

0201cheran002

En estas experiencias de sustentabilidad se incluyen el proyecto de conservación forestal en la comunidad de la Meseta Purépecha Nuevo San Juan que desde 1975 funciona bajo la autogestión de sus propios recursos naturales. En segundo lugar, se menciona el movimiento de resistencia contra el maíz transgénico en la comunidad de Pichátaro, donde se cultivan hasta 15 especies distingas de maíz originario. Esta comunidad alberga además la Universidad Intercultural e Indígena de Michoacán. Por último, aunque no menos importante, el conocido caso de Cherán que ha trascendido las fronteras del país y que abarca todo un proyecto de autogestión comunitario, donde además de la defensa de sus bosques, destaca el proyecto de recolección de aguas pluviales o el proyecto cero basura, el primero de este tipo en la región. Ver más

PARACHO Y TINGÜINDÍN SE SUMAN AL PROGRAMA “CERO BASURA”

VOLANTE GENERAL CERO BASURA.jpg

A principios de 2017 dimos cuenta en Zamora Despierta del alcance del Programa Cero Basura implementado en el municipio de Cherán. Los resultados del programa han inspirado a los vecinos municipios de Paracho y Tingüindín, donde ya se está trabajando en el desarrollo del programa. Las promotoras de este proyecto de gran envergadura, continúan tejiendo redes en lo concerniente al cuidado medioambiental. En entrevista con Zamora Despierta, Natalia Saldaña y Norma Magaña nos hablan del alcance del programa en ambas localidades de nuestro estado.

¿Cuáles fueron los pasos para iniciar la implementación del programa en ambos municipios?
El Ayuntamiento de Paracho conoció el éxito del programa CERO BASURA en Cherán y considerando su importante problema de generación que es dos veces mayor que el de Cherán, contactó a nuestra empresa para solicitar nuestra asesoría. El cabildo aprobó por unanimidad la instalación del programa en su municipio.

El pasado mes de abril la Secretaría de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático (SEMARNACC) nos invitó a participar como ponentes en una reunión Estatal sobre manejo de residuos para compartir  el caso de éxito de Cherán, ahí conocieron el programa algunos miembros del ayuntamiento de Tingüindín, posteriormente el oficial Mayor nos llamó para solicitar la asesoría, el cabildo también aprobó por unanimidad la implementación del programa CERO BASURA

¿Cuentan con el aval de las autoridades municipales?
Así es , el programa CERO BASURA se instala en los municipios en coordinación con los ayuntamientos. Ciclo de Vida asesora a los municipios siempre y cuando se autorice por mayoría en sesión de cabildo la instalación del programa y se tenga un compromiso del presidente municipal para llevarlo a cabo.

¿Qué estrategias hacen falta para que el programa se pueda llevar a cabo en Tangancícuaro, Jacona o Zamora?
La decisión de las autoridades para dar solución sustentable al problema de la basura. En estos municipios existen tiraderos al aire libre y un relleno sanitario, ninguna de las dos medidas es la solución, el problema sigue y los terrenos no alcanzan para seguir depositando tanta basura que se produce. La contaminación del suelo, el agua y el aire nos alcanza a todos. Hace falta también la presión de la sociedad en este tema.

¿Con qué recursos cuentan (materiales y humanos) para la implementación del programa en ambas poblaciones?
Nuestra empresa brinda  la asesoría a los municipios para organizar todas sus áreas para la implementación del programa, se cuenta  con los recursos municipales: sus instalaciones y su personal; se involucra a todas las direcciones:  comunicación, urbanismo, obras, servicios, para que cada una aporte su trabajo para lograr el éxito del programa.

La implementación de CERO BASURA es un esfuerzo conjunto de las administraciones municipales, Ciclo de Vida y los ciudadanos. La administración proveé los recursos financieros y legales, la ciudadanía participa entregando adecuadamente sus residuos, Ciclo de Vida organiza, coordina la instalación del sistema y elabora el proyecto a corto, mediano y largo plazo para la gestión de recursos.

¿En qué etapa se encuentra la implementación?
Ya concluimos la etapa de diagnóstico, estamos integrando los grupos de promotores ambientales ciudadanos que serán los responsables de transmitir la información del programa a cada familia. En esta etapa se socializa el programa, se informa a toda la población sobre el funcionamiento de todo el sistema y la importancia de su participación.

¿Cómo se garantiza la continuidad del programa y la información/formación constante a la ciudadanía?
Hemos generado un par de mecanismos legales para asegurar la continuidad del programa: el Reglamento Municipal y la creación de un organismo descentralizado para que administre, fortalezca y garantice la continuidad al programa, sin embargo depende de las administraciones públicas y de la voluntad  ciudadana para solicitar la permanencia del programa.

¿Qué mecanismos empleará este “organismo descentralizado” para monitorear el desarrollo, los avances y la permanencia en el tiempo de cada proyecto?
El organismo descentralizado estará dirigido por ciudadanos y será capacitado por nosotros para operar el sistema para que sea sostenible, tambien se crea un reglamento interno que rige el funcionamiento de todo el sistema.

¿Qué diferencias existen en la adaptación del programa en Cherán, y la adaptación del programa en Paracho y Tingüindín?
Cada municipio tiene sus particularidades, la implementación del programa inicia con un diagnóstico que nosotros realizamos para determinar las estrategias a seguir según el caso. En todos los lugares encontramos que el 80% de la población aprueba la implementación de este programa para solucionar el problema de la basura que aqueja a todo el estado de Michoacán.

¿Cuáles han sido las primeras dificultades?
La limitación de recursos que actualmente tienen las administraciones puede ser una dificultad pero tanto en Paracho como en Tingüindín las autoridades están haciendo un esfuerzo para crear toda la logística necesaria para que  el programa funcione. Además les asesoramos para reutilizar materiales con los que cuentan en espacios adecuados como una central de acopio de reciclables y una planta de composteo en esta primera etapa.

logocero
El lema del Programa

¿Cuál es el principal reto?
Establecer los mecanismos legales y ciudadanos para que el programa CERO BASURA trascienda las administraciones para que no esté sujeto a los cambios de partidos en el poder.

¿De quién depende la gestión del programa Cero Basura? ¿Quiénes lo coordinan?
En ambos municipios Ciclo de Vida coordina a la autoridad y a los ciudadanos para la implementación del programa y capacita a un área específica para que se quede con la dirección del mismo, En Tingüindín es el oficial Mayor; en Paracho, el Director de servicios municipales

¿Ha habido algún acercamiento de las autoridades estatales para responsabilizarse de la gestión del proyecto?
Este año la SEMARNACC ha reconocido los resultados favorables del programa y nos invitó a exponerlo en su reunión estatal. Cabe mencionar que el manejo de los residuos corresponde exclusivamente a las administraciones municipales, el estado puede sugerir pero depende de los municipios.

¿A dónde van los materiales ya reciclados? ¿para qué se utilizarán o en qué se emplean ya?
Los materiales reciclables que se acopian van a una central de acopio para una clasificación especializada y luego son comercializados, eso en esta primera etapa. En la segunda etapa se pretende adquirir maquinaria para procesarlos.

Los orgánicos en la primera etapa se hace composta y en la segunda se proyecta transformarlos en energía mediante un biodigestor.

Algo más que consideren importante agregar o destacar.
Las fundadoras de ORGANIZACIÓN CICLO DE VIDA tenemos 20 años de experiencia en el manejo de Residuos sólidos urbanos, hemos participado en foros nacionales e internacionales, la experiencia nos ha llevado a Desarrollar  el sistema 21  que es un modelo de ordenamiento y aprovechamiento de Residuos sólidos Urbanos que nos permite desarrollar proyectos a corto, mediano y largo plazo para cada municipio. CERO BASURA forma parte de este modelo.

ACCIONES DIFERENTES DESDE UN GOBIERNO DIFERENTE

Entrevista con las gestoras del programa “Cero Basura” en Cherán

La lucha por la defensa del territorio y sus recursos mediante la autogestión en el municipio de Cherán no ha dejado a nadie indiferente. En 2016, Cherán fue noticia nuevamente con la implementación del programa Cero Basura, con el que se pretende reducir la producción de desechos e instaurar la cultura del reciclaje, convirtiéndose de esta manera en el primer municipio en nuestro país libre de basura y que cuenta actualmente con una implicación del 95 por ciento de la población de Cherán.

        Zamora Despierta entrevistó a las gestoras del proyecto, la especialista en Ecotecnias Norma Beatriz Magaña Torres, y la psicóloga Natalia Saldaña Cruz, oriundas de Tangancícuaro, Michoacán y fundadoras de la empresa de reciclaje Ciclo de Vida S.A. de C.V., que se encarga de 15978198_1293611804093369_159108654_npromover el aprovechamiento y manejo adecuado de residuos desde hace diez años.
“Hemos asesorado a municipios en Michoacán y Jalisco, para establecer un sistema diseñado por nosotras para el manejo de residuos sólidos urbanos. La iniciativa en Cherán surge por una invitación de un miembro del Concejo Mayor, quien manifestó su interés para implementar acciones diferentes que vayan de la mano con su gobierno diferente”, nos comentan.

     Estas especialistas participan además en proyectos de construcción de casas ecológicas y la creación de huertos orgánicos y de traspatio.

     Entrevistadas vía internet acerca de la implementación del Programa Cero Basura en el municipio de Cherán, explicaron que consiste básicamente en crear un sistema municipal de manejo de residuos que consta de dos fases.

15995462_1293611897426693_980931881_n
6 separaciones de residuos

     En una primera fase del programa, se pretende lograr la participación de cada familia del municipio para manejar separadamente sus residuos en 6 separaciones: papel y carton, vidrio, metales, plásticos, orgánicos y sanitarios, como se muestra en la fotografía.

    “El municipio ya contaba con 3 camiones para la recolección de basura, mismos que fueron adaptados para la recolección separada. La unidad 1 recoge orgánicos, la unidad 2 reciclables (papel y cartón, vidrio, metales, plásticos) y la unidad 3 sanitarios y no reciclables”, nos explican.

15970062_1293611910760025_215611521_n
Camión recolector de orgánicos

La segunda etapa del programa es la creación de un centro de aprovechamiento de residuos en el cual se realiza una separación más especializada de cada residuo antes de ser comercializados.

Las especialistas comentaron que para la reutilización de los desechos orgánicos cuentan con un biodigestor, una tecnología basada en un cilindro donde son depositados los residuos orgánicos y ahí se genera un proceso de descomposición a raíz del cual se separa el bio-gas, de los sólidos y líquidos, obteniendo energía renovable y limpia, además de agua para riego y fertilizantes sólidos.

     En lo que a la financiación del proyecto se refiere, estas emprendedoras nos explican que actualmente es la administración municipal la que destina recursos al programa y busca gestionar recursos para equipar el centro de aprovechamiento de residuos con maquinaria para transformar los residuos en materias primas para la industria de reciclaje, aunque se pretende que el proyecto sea autogestionable, de manera que la creación del centro de aprovechamiento de residuos permita comercializarlos y obtener recursos por su venta, al mismo tiempo que genera empleos y salva recursos que antes eran llevados al tiradero municipal.

     Cuestionadas sobre la formación e información que precedió a la implementación del programa Cero Basura, las especialistas Nadia Saldaña y Norma Magaña resaltaron que la información ha sido fundamental, desde el inicio cada familia recibió en su domicilio un folleto detallando el manejo de residuos al interior de los hogares. También se han impartido charlas a las asambleas de barrios sobre el nuevo sistema de manejo separado de residuos y los beneficios que trae ambiental y económicamente este sistema.

      Pero la gestión de residuos no se limita al aprendizaje, sino también implica un proceso de desaprendizaje. En este sentido, el gobierno autónomo de Cherán es resultado de su lucha por cuidar sus recursos naturales y el Concejo Mayor, preocupado por los problemas que ocasiona la basura que contamina sus cañadas y pozos de agua, buscó una alternativa para transformar ese problema, de manera que la población acogió con interés el programa Cero Basura. Su participación consiste en no hacer basura adoptando el hábito para colocar cada residuo en un contenedor específico sin revolverlos, como nos explican las especialistas.

“El Concejo Mayor, preocupado por los problemas que ocasiona la basura que contamina sus cañadas y pozos de agua, buscó una alternativa para transformar ese problema, de manera que la población acogió con interés el programa Cero Basura.”

     En este sentido, las gestoras del proyecto Cero Basura, nos comentan que actualmente no hay ningún organismo, ni instancia pública o privada que se haya sumado al proyecto.
15970655_1293611847426698_573341085_n

    Al ser cuestionadas sobre la ausencia de programas de este tipo en otros municipios como Tangancícuaro, en donde residen, ambas especialistas lo atribuyeron a la falta de disposición de las autoridades municipales “que no han comprendido que el problema de la basura no es un problema puramente ambiental, es un problema de salud pública y económico, miles de pesos se gastan en llevarla a tiraderos a cielo abierto o enterrarla. Así se pierden recursos naturales y económicos. Nuestra propuesta es transformar el problema de la basura en un polo de desarrollo que genere empleos, ingresos y beneficios ambientales”.

    En esta misma línea, Natalia Saldaña y Norma Magaña coinciden en que los ciudadanos ya tienen mucha información y están dispuestos a participar pero “vemos una gran resistencia por parte de las autoridades que insisten en decir que es el pueblo el que no coopera, lo dicen para disfrazar su incapacidad de organización y correcta aplicación de los recursos” acotaron.

“Vemos una gran resistencia por parte de las autoridades que insisten en decir que es el pueblo el que no coopera, lo dicen para disfrazar su incapacidad de organización y correcta aplicación de los recursos”

     A nivel personal, estas mujeres emprendedoras nos compartieron que su principal aprendizaje ha sido “descubrir que la organización y la acción conjunta puede transformar muchos problemas sociales y que el amor a nuestra identidad puede ser el motor para atrevernos a impulsar un cambio, que la voluntad de la autoridad de la comunidad y la participación ciudadana son los dos elementos básicos para solucionar cualquier problema”.

    Antes de concluir, Natalia Saldaña y Norma Magaña instan a los lectores de Zamora Despierta a no mezclar los residuos en su hogar, a implementar un contenedor para cada tipo de residuo para crear ese hábito desde la familia y a exigir a la autoriadad local un sistema de recolección y aprovechamiento de todos los residuos.