Archivo de la categoría: Tips de Ciudadanía

TELMEX-INBURSA ESTAFAN MILLONES EN LAS FACTURAS DE TELÉFONO

telmex.jpg

Es sabido que las compañías telefónicas llevan décadas traficando con los datos de millones de usuarios en todo el mundo. Sin embargo, las malas prácticas y el uso indebido de esa información, pasan desapercibidas, la mayoría de las veces, por las personas que contratan los servicios de dichas empresas.

Es el caso de la estafa que lleva cometiendo Telmex en contubernio con Seguros Inbursa al cargar en las facturas de teléfono un seguro que los titulares de las líneas NUNCA han contratado, argumentando que alguna persona de la vivienda debió responder a la llamada que hace el personal de la aseguradora para engañar a los clientes o conseguir información. Es decir, que estas empresas consideran el simple hecho de responder a una llamada telefónica, como un mecanismo válido de contratación de un servicio de seguros. Desde luego, esta práctica tan habitual es completamente ILEGAL.

Además, ante las miles de quejas de los usuarios, Telmex no se reponsabiliza del cargo que está facturando a nombre de Inbursa. El abuso no termina aquí pues cuando los usuarios se comunican con la aseguradora Inbursa, acceden a cancelar un servicio -insistimos, que nunca ha sido contratado- pero se niegan a devolver el monto de los cargos que ya han hecho en las facturas.

Este tipo de denuncias abundan por internet al menos desde hace diez años, pero ninguna instancia ha mediado para frenar este robo flagrante y multimillonario, pues aunque las cuotas del “seguro fantasma” oscilan entre 30 y 40 pesos, multiplicado por millones de mexicanos resulta una cantidad alarmante.

Ni la PROFECO (Procuraduría Federal del Consumidor), ni la CONDUSEF (Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros) han sabido dar una respuesta firme para frenar estos abusos.

No podemos, ni debemos permitir que sigan impunes estas lamentables prácticas, como tampoco podemos conformarnos con que ambas empresas, Telmex e Inbursa, se deslinden de la obligación de devolver el dinero que han estafado de manera sistemática a tantos mexicanos.

Si tu eres una de las millones de personas a quien le ha ocurrido lo que acabo de narrar, lamento decirte que eres otra víctima de esta ESTAFA así que ¡DENUNCIA!

 RECUERDA:

  • MIRA siempre con atención las facturas de los servicios que tienes contratados antes de pagarlas.
  • No dudes en hacer cualquier aclaración o reclamo. ES TU DERECHO.
  • En caso de que reconozcas alguna irregularidad, NO TE CALLES.
  • RECHAZA cualquier tipo de llamada de las compañías que intentan venderte algún servicio, pues no deberían tener tu número de teléfono, ni alguna otra información personal.
  • Las empresas NO ESTÁN autorizadas a traficar con nuestros datos.

ACTÚA CONTRA EL ACOSO DE LOS BANCOS Y OTRAS ENTIDADES FINANCIERAS

d368f807f33a42b.jpg

El año pasado, sin razón aparente, comenzamos a recibir llamadas a nuestro domicilio particular por personal de una entidad bancaria, desde distintos números telefónicos (por lo menos contamos 15 números distintos), de Monterrey -según confirmamos después por internet- ubicado como saben, a varios kilómetros de Zamora. El motivo de la llamada, según nos explicaron, era para cobrar un adeudo de una persona que no conocíamos, además de que en dichas llamadas, muchas realizadas a deshoras, ya habíamos dejado claro que nunca habíamos tenido ninguna cuenta con esa entidad bancaria. Nuestro reclamo, más que justo, era denunciar el hecho de que un banco con el que nunca habíamos tenido ningún tipo de acuerdo o contrato, tuviera nuestros datos, ya no se diga el uso indebido que se estaba haciendo de ellos. El funcionario al otro lado de la línea nos advirtió que las llamadas cesarían hasta que confirmáramos que la titular de la línea -mi madre- no era la persona que ellos buscaban -un varón perfectamente desconocido-, para lo cual solicitaban que remitiéramos por e-mail más información confidencial, como el IFE de la titular o su CURP y algún comprobante de domicilio. Era una sinrazón. Cuando le aclaramos al interlocutor que lo que pedía era un absurdo, más aún en un país como el nuestro, donde ofrecer cualquier información personal a unos desconocidos, nos pone en riesgo, nos respondió que entonces seguiría insistiendo hasta que la persona que buscaban respondiera la llamada o saldara la susodicha deuda.

Nuevamente nos remitimos al internet. En la web de la CONDUSEF (Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros) encontramos que en 2016, se habían registrado 28 mil quejas contra Despachos de Cobranza, de las cuales el 77% correspondían a la Banca Múltiple.

Cabe recordar que como resultado de la Reforma Financiera, los despachos de cobranza contratados por entidades financieras deben acatar las siguientes disposiciones:

a) Identificarse plenamente.

b)Dirigirse de manera respetuosa.

c)Comunicarse en un horario incluído entre las 8 de la mañana y las 10 de la noche.

d)No amenazar, ofender o intimidar al deudor o cualquier persona que no tenga que ver con el pago de la deuda.

e)No utilizar nombres o denominaciones que asemejen a las de instituciones públicas.

f)No realizar gestiones de cobro a terceros.

g)No enviar documentos que aparenten ser escritos judiciales.

h)No recibir por cualquier vía o de manera directa el pago del adeudo.

Si eres víctima de acoso por parte de entidades financieras o por entidades privadas con fines publicitarios existen dos opciones. Llamar al número que proporciona la web de CONDUSEF para presentar la queja. Ésta fue la opción que nosotros usamos. Nos solicitaron la información de la entidad que realizaba las llamadas, así como lo números de origen de la llamada, que previamente habíamos rastreado, el nombre de la supuesta persona deudora y algún otro particular de las conversaciones telefónicas, antes de que decidiéramos no responder a esas llamadas. Una semana después de presentar nuestra queja por teléfono, cesaron las llamadas.

La segunda opción es presentar la queja al teléfono a través de la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO), mediante el Registro Público para Evitar la Publicidad (REPEP), donde se pide registrar el número o los números de teléfono a donde se han recibido llamadas inesperadas de instituciones financieras o comerciales.

Recuerda que el uso indebido de datos entre particulares, con fines comerciales o de cualquier otra índole, es un delito, y ninguna institución puede hacer uso nuestra información privada sin nuestro consentimiento, así que si recibes alguna de estas llamadas, DENUNCIALO.

Más información

TIPS DE CIUDADANÍA

Nube_de_palabras_de_ciudadania

Ser y sentirnos parte de una ciudadanía activa no es cualquier cosa.

Más allá del estatus legal que enmarca a los sujetos de derecho dentro del concepto de ciudadanía, esta condición de las personas que integramos una sociedad podría ser lo más parecido a una llave que abre las puertas a la buena convivencia, a la igualdad y la equidad, a la pluralidad, a la transformación social, a la participación, a la solidaridad, a la armonía con el medio ambiente.

Durante décadas en la educación básica se enseñaba que ser ciudadano era cumplir con la mayoría de edad para ser individuos de pleno derecho, lo cual se resumía en hacer valer el voto democrático durante los ejercicios electorales. Pero la ciudadanía implica mucho más.

Para potenciar nuestros derechos ciudadanos es indispensable conocerlos. Si no somos concientes de nuestros derechos y obligaciones, será difícil que podamos exigir que éstos sean respetados. Es triste que reconozcamos la relevancia de nuestra condición ciudadana hasta que nos toca vivir una situación en que nuestros derechos son vulnerados.

Ejercer la ciudadanía también implica asumir compromisos con la sociedad y ser agentes de cambio de la misma. Ejercemos la ciudadanía mediante la participación en los distintos espacios en los que nos desenvolvemos: la colonia o el barrio, el trabajo, la familia, la escuela, la universidad, los medios de comunicación como Zamora Despierta.

¿Qué ideas se te ocurren para ejercer una ciudadanía activa, crítica y transformadora?

¡¡¡¡PARTICIPA!!!!