Archivo de la categoría: Salud

TRAS DESACATO A ORDEN DE CIERRE, SANEFRO CONSIGUE CERTIFICACIÓN

ima03.jpg

El Consejo de Salubridad General (CSG) otorgó recientemente la “Certificación de Establecimientos para la Atención Médica” a 10 de las 14 clínicas de Servicios Integrales de Nefrología (SANEFRO) que operan en México, incluida la clínica ubicada en Zamora Michoacán, investigada de oficio por la Comisión Estatal de Derechos Humanos a raíz de las muertes por el deterioro en los servicios de hemodiálisis subrogados por el IMSS a dicha clínica.

El manual de Estándares mínimos para la certificación de unidades de hemodiálisis suscribe lo siguiente:

Para que una Unidad de Hemodiálisis se inscriba al Sistema Nacional de Certificación de Establecimientos para la Atención Médica (SiNaCEAM), debe:

  • Tener, por lo menos, CUATRO MESES de funcionamiento.

  • Contar con Aviso de Funcionamiento y de Responsable Sanitario correspondientes.

  • No tener procedimientos administrativos abiertos con la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios o con las áreas de regulación sanitaria de las entidades federativas.

  • No contar con sanción de inhabilitación relacionada con la prestación de servicios de atención médica, impuesta por autoridad administrativa.

En respuesta a la solicitud de acceso a la información realizada en abril de 2016, precedida por una idéntica realizada en noviembre de 2015, la Cofepris declaraba inexistente la información con relación a los “Avisos de funcionamiento” y “Responsable sanitario” para las razones sociales: Sanefro, Servicios Integrales de Nefrología, Pisa laboratorios S.A. de C.V., Productos Hospitalarios S.A. de C.V. y Prestadora de Servicios Los Remedios S.A. de C.V. que tuvieran domicilio en Padre Cabadas 267, Jardines de Catedral, Zamora Michoacán, lugar donde se ubican las instalaciones de la clínica denominada SANEFRO.

Es importante destacar el acuerdo publicado en el Diario Oficial de la Federación el 29 de diciembre de 2011 por el que se establece como obligatorio, a partir del 1 de enero de 2012, el requisito de certificación del Consejo de Salubridad General a los servicios médicos hospitalarios y de hemodiálisis privados, que celebren contratos de prestación de servicios con las dependencias y entidades de las administraciones públicas de los gobiernos federal, estatales, del Distrito Federal y municipales”.

LAS IRREGULARIDADES DE SANEFRO EN ZAMORA MICHOACÁN

El 3 de marzo de 2016, el Consejo de Salubridad General actualizó la lista de establecimientos de atención médica en proceso de certificación, con un total de 390 centros en todo el país, de los cuales 140 pertenecen al área de hemodiálisis1. De esos establecimientos, 11 se encuentran en Michoacán. Según datos del CSG, hasta esa fecha sólo 9 establecimientos que ofrecen servicios de hemodiálisis en el país, contaban con certificación vigente.

Un mes después, en abril de 2016, el diario Cambio de Michoacán, informaba que la Comisión Regional de Derechos Humanos de Zamora investigaría las quejas por malos manejos en la dotación de servicios subrogados, a raíz de las múltiples muestras de inconformidad de los pacientes y sus familias, entre ellas la manifestación afuera de la delegación del IMSS en Zamora el 27 de marzo de 2016, para exigir el cese de las muertes por hemodiálisis negligentes en la clínica SANEFRO, misma que enfrenta quejas similares en Colima y León.

Durante 2015 se registraron 27 muertes de 170 pacientes que eran tratados en Zamora, y 11 hasta la fecha de la denuncia, según consta en la queja de oficio iniciada por la CEDH.

El Consejo Nacional de Salud ordenó el cierre inmediato2 de la clínica SANEFRO en octubre de 2015, pese a lo cual siguió abierta y operando, mientras se resolvía un amparo para restaurar la licitación.

En su portal web, SANEFRO se define como “una entidad especializada en productos y servicios de hemodiálisis”, cuenta con 14 clínicas distribuidas en todo el territorio nacional y forma parte del grupo Pisa Farmacéutica. Cabe mencionar que Grupo Pisa Farmacéutica, cuyo presidente ejecutivo es Carlos Álvarez Bermejillo, es investigado por corrupción en Guatemala tras haber obtenido presuntamente un contrato mediante sobornos para ofrecer servicios de diálisis peritoneal y posee antecedentes similares en El Salvador.

2Exp.778/2015 Tribunal de Distrito VIII

Anuncios

MICHOACÁN ENTRE LAS ENTIDADES CON MÁS RIESGO PARA PERSONAL DE SALUD

dt.common.streams.StreamServer.cls.jpeg

Por si fuera poca la corrupción, la precarización y la negligencia dentro de las instituciones de salud en México, este sector es uno de los más vulnerables frente a los actos de la delincuencia organizada.

Desde que se recrudeció la guerra contra el narcotráfico, los hospitales han pasado a ser también escenario de la guerra, especialmente cuando se reciben a heridos con arma de fuego. Ante esta situación se han tomado escasas medidas.

Michoacán se considera uno de los estados con mayor peligrosidad para ejercer la profesión médica según publica Quadratín con fecha de 15 de noviembre de 2015. El personal de las clínicas es amenazado o sus familias e incluso, han sido víctimas por haber brindado atención a alguien que la delincuencia organizada quería asesinar directamente.

Michoacán, Guerrero, Guanajuato, Chiapas, Chihuahua y Tamaulipas son los estados que se consideran con más riesgo para ejercer la profesión médica, aunque los hechos de violencia en los espacios de salud han ocurrido en todo el país.

En dichas entidades se han dado levantamientos, violencia física y ejecuciones, no sólo en hospitales de la Secretaría de Salud, sino también en IMSS e ISSSTE, e incluso hasta en servicios médicos de universidades. Especialmente para el personal de enfermería, también representa una amenaza trabajar al lado de custodios armados dentro de las clínicas, circunstancia que se permite en casos extremos.

La diputada Beatriz Vélez, secretaria de la Comisión de Seguridad Social en el Congreso de Diputados, instó a la creación de una unidad especializada en delitos contra personal de salud, magisterio y trabajadores al servicio del estado.

A su vez, el secretario de salud de Sinaloa, Ernesto Echevarría, solicitó también a las autoridades, que las personas con lesiones de bala producidas en hechos violentos fueran remitidas a los hospitales militares que cuentan con rigurosa seguridad, de manera que se evite poner en riesgo al personal del hospital y que los pacientes sean rematados.

El hecho más reciente ocurrió el pasado 26 de octubre, en Ecatepec, Estado de México, cuando la Cruz Roja atendió a un llamado y al llegar al lugar encontraron a dos hombres baleados, uno de ellos había fallecido, mientras que el otro fue trasladado al hospital. Al llegar allí, un desconocido que al parecer los iba siguiendo, remató al herido y baleó a uno de los enfermeros en la pierna.

Dos semanas antes de este hecho dos camionetas pararon frente al hospital público de Cosamaloapan, en Veracruz de donde descendieron un grupo de 10 hombres armados, que redujeron a los guardias de seguridad y se dirigieron a rematar a un herido de bala que había sido ingresado el día anterior.

MUERTES POR BUROCRACIA: las deficiencias en la atención a enfermos renales en México (Parte I)

Existen cinco tipos de muerte, a saber: natural, súbita, aparente, violenta y accidental. A esta clasificación se sumaría la muerte por burocracia, definida como aquella que pudo evitarse de no ser por una concatenación de esperas innecesarias, donde la mayoría de las veces no media lógica alguna, y que se convertirán en la antesala de la muerte del individuo en cuestión. Añadimos este género de muerte en la tipología tanatológica -si cabe la expresión-, porque en algún momento de la historia, el género humano degeneró en una mezquindad absurda, complaciente, indiferente.

Más allá de la ironía, los sistemas de salud en muchas partes del mundo se han convertido en los principales causantes de la muerte por burocracia. La urgencia de las élites por privatizar los servicios de salud, al lado de otros servicios básicos, ha ocasionado que la seguridad social originalmente pública y gratuita, se vea minada con una atención precaria, plagada de severas irregularidades.

México no es la excepción a la regla. Según el informe Panorama de la salud 2015 publicado por la OCDE, México es, del grupo de países miembros, el menos longevo debido a los elevados niveles de factores de riesgo para la salud, así como las persistentes barreras para el acceso a los servicios sanitarios de calidad.

En otro extremo, nuestro sistema de salud tiene el costo administrativo más alto de los países que integran la OCDE, lo que capta recursos que podrían dirigirse a un mayor número de servicios de cuidado médico. Además, el gasto público no sustituye el desembolso que realizan las familias para pagar la atención médica. Estos datos se desprenden del documento Los 10 puntos para entender el gasto en salud en México: en el marco de la cobertura universal 2011, editado por la asociación México Evalúa.

De todas las deficiencias del sistema sanitario en México, nos ocuparemos especialmente de aquellas que repercuten en los enfermos con insuficiencia renal crónica.

La Insuficiencia Renal Crónica En México

La Organización Panamericana de la Salud alerta que la insuficiencia renal crónica (IRC) afecta al 10% de la población mundial, de acuerdo con estadísticas de 2015. Muchos países carecen de suficientes recursos para adquirir los equipos necesarios o para que estos tratamientos sean accesibles a todas las personas que lo necesitan.

A nivel nacional, México carece de una estadística precisa del número de enfermos con IRC en nuestro país. La cifra oscila entre 7.5 y 10 millones de personas con Insuficiencia Renal , diferencia que obedece a que no todos los pacientes son diagnosticados o bien, aquellos que lo están es porque padecen un estadío avanzado de la enfermedad, sin embargo, no todos pueden acceder al tratamiento (diálisis, hemodiálisis y en el último de los casos, el transplante). De la cifra de personas en nuestro país que sufren de enfermedad renal, 129 mil presentan un estado crónico y unas 12 mil fallecen debido a complicaciones.

Ante esta demanda de servicios de nefrología, nuestro país cuenta con tan sólo 750 nefrólogos, además de que sólo se realizan 2 mil 500 transplantes para una demanda de 15 mil.

Hoy en día, se calcula que el gobierno mexicano otorga unos 10 mil millones de pesos para atender la insuficiencia renal crónica. Por desgracia, el presupuesto es insuficiente, ya que de los 129 mil pacientes renales que se estima hay en territorio mexicano, poco menos de la mitad reciben tratamiento; esto debido a que es muy caro, pues las sesiones de diálisis cuestan entre 8 mil y 15 mil pesos, lo que ocasiona que muchos pacientes se queden en el camino.


SOBRE LA INSUFICIENCIA RENAL CRÓNICA

-La IRC es una enfermedad crónico degenerativa que se produce por la disminución del funcionamiento de los riñones
-La IRC puede ser una complicación de: la diabetes, la hipertensión, infecciones de vías urinarias, enfermedades como la hipoplasia y poliquistosis renal.
-Se calcula que en México puede haber entre 7.5 y 10 millones de pacientes con IRC
-En nuestro país se registran 12 mil muertes por esta enfermedad cada año
-Para prevenir la IRC: tomar mucha agua, reducir el consumo de sal y controlar la presión arterial.

DESABASTO DE INSUMOS EN EL SECTOR SALUD. EL CASO DEL ISSSTE ZAMORA

Con fecha del 17 de junio de 2015 el diario El Independiente daba razón de las severas irregularidades en la clínica del ISSSTE de la ciudad de Zamora, Michoacán: “la situación en el hospital sigue sin mejorar, pues incluso hay espacios donde dijeron se han visto ratas, cucarachas y alguno que otro insecto, además de que en el quirófano se trabaja bajo condiciones insalubres con polvo, no se tienen los insumos necesarios, hay desabasto de medicamento y el poco equipo existente ya es obsoleto, pues tiene 25 años de funcionamiento”.

dd6d0d21-4f1e-4587-9ada-d3fa24f99df1
Fachada de la clínica ISSSTE Zamora

El rotativo añade que estas exigencias fueron manifestadas por parte del personal de la clínica, al lado de la petición reiterada para la destitución del director en turno, en ese entonces Pablo Javier Montaño Martínez. En fechas recientes, el director de esta institución ha sido sustituido, pero las irregularidades y el desabasto continúan.

“Estamos trabajando sin jeringas y no tenemos material para aplicar los medicamentos a los pacientes”, denunciaron para ZD representantes del personal de enfermería quienes prefieren guardar el anonimato. Refirieron que el desabasto es constante y tienen que solicitar insumos a las clínicas del IMSS o al Hospital Regional. “Hemos tenido que reutilizar jeringas porque no hay material suficiente. Y después nos reclaman por los protocolos de seguridad, muchas prefieren cruzarse de brazos y no trabajar, aunque la prioridad siempre deberían ser los pacientes”.

Reconocen que en gran medida, el desabasto obedece a problemas de administración, porque no se consulta al personal de enfermería, que es el que mantiene el trato directo y continuado con el paciente, sobre las necesidades reales de insumos. No hay previsión, insisten, para el correcto abastecimiento de materiales, y se terminan antes de tiempo. “Mientras en el ISSSTE hay escasez, en el Hospital Regional constantemente se desecha material caduco”, expresaron.

Aunque el personal de enfermería afirma que desde octubre de 2015 a la fecha la situación ha empeorado, reconoce que el desabasto tiene un antecedente remoto. “Ante la emergencia los familiares del paciente terminan comprando el material clínico que necesitamos. Lo anterior sin contar que en el área de medicina preventiva del Sector Salud en general, hace años que hay desabasto de vacunas, por citar lo más elemental”.

denuncia
Fachada de la clínica ISSSTE Zamora

El personal de enfermería denunció además la falta de seguridad en la clínica, pues no hay vigilancia responsable que sea capaz de evitar los hurtos tanto al personal, como a los pacientes y a sus familiares. Otro de los graves problemas es la falta de mantenimiento e higiene, pues los recortes también redujeron el personal encargado de estas tareas.

Se trata de un caso particular en una de las clínicas del ISSSTE, sin embargo, estas problemáticas se reproducen -y son cada vez más evidentes- en todas las clínicas del sector salud como una forma de ejercer presión para la privatización del sector, una medida que perjudicará -y ya lo está haciendo- severamente a toda la población mexicana.

El 24 de mayo de 2016, la agencia de noticias Quadratín difundía las declaraciones del delegado del ISSSTE en Michoacán, Adrián Avellaneda, negando el desabasto de medicamentos en la dependencia que se viene denunciando por lo menos desde 2011, cuando el titular de la SSA, en ese entonces José Ángel Córdova, reconoció un déficit de 20% en medicamentos en el sector. Denuncias similares han generado protestas no sólo en Michoacán, sino en otros estados como Coahuila, Sonora, Zacatecas, Tamaulipas o Yucatán. Aún así, el desabasto de medicamentos ha sido una constante en el sector salud que ha prevalecido durante años, sin que se preste la atención debida a esta severa deficiencia.