“La burguesía no tiene más patria que sus bolsillos”: MSG

Hay personas que luchan un día, y son buenas.
Hay personas que luchan un año, y son mejores.
Hay quienes luchan muchos años, y son muy buenos.
Pero hay quienes luchan toda la vida,
esos son los imprescindibles.

Bertolt Brecht

IMG_3048

Hoy tuve la oportunidad de conocer a una de esas personas militantes, que lleva años luchando, y que como él mismo considera, morirá luchando. Manuel Sánchez Gordillo es el alcalde del utópico municipio de Marinaleda, Sevilla, una localidad que operativamente se define como el primer municipio cooperativo del territorio español.

Manuel Sánchez Gordillo no es un gigante, pero tampoco un fantasma.

A pesar de ser el rostro más visible del proyecto Marinaleda, es evidente que en la construcción de esta utopía ha participado y participa de la mano de muchas otras personas.

Marinaleda se presenta como utopía porque a lo largo de tres décadas ha dado muestras de que otra forma de organización comunitaria es posible. En los años 80’s, fue el primer municipio en hacer una huelga de hambre contra el hambre, hasta conseguir tener una extención de mil 200 hectáreas en tierras de cultivo para el autoconsumo de la comunidad. A partir de aquí Marinaleda empezará a reescribir su historia.

Desde la sede de Ezkerra-Berdeak, en Bilbao, Sánchez Gordillo pone el dedo en la llaga para recordarnos que la “democracia” nos ha vendido una libertad ficticia. “¿Libertad para qué?”, se pregunta, “¿del fuerte para oprimir al débil?”.

Convidado para reivindicar el día de la República, Sánchez Gordillo opina que “sin conciencia de clase La República seguiría siendo un papel celofán que nos cubre sin haber cambiado lo profundo”, y lo profundo, a decir de Manuel Sánchez, es ser tener claro contra qué luchamos, conscientes de que “la burguesía no tiene más patria que sus bolsillos”.

“No hay paz en la desigualdad. Donde no hay justicia, no hay paz”, reiteró el también sindicalista, haciendo notar que la guerra visible es a través de las armas, pero también está la otra guerra, la que no vemos, y es aquella contra las desigualdades y contra la pobreza.

“No se muere la gente que fabrica la guerra”, “cuando los pobres cogen las armas se les llama terroristas”, afirmó el político haciendo un severo llamado a exigir la salida de España como miembro de la OTAN.

“Nunca ha habido una organización más terrorista y más mortífera como la OTAN, y nadie se rasga las vestiduras por eso”, replicó contundentemente.

Antes de concluir su charla, Manuel Sánchez Gordillo se mostró confiado en que el cambio de mentalidad es un proceso lento, pero posible, aunque depende de cada persona. “El pesimismo lleva a la pasividad y la pasividad es complicidad con el sistema”, puntualizó.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s